Este clásico puede cambiar, intenta probarlo con distintos destilados y descubre nuevos sabores

El Old Fashioned es un coctel creado en el siglo XIX que es un tanto básico: azúcar, dos dashes de bitters de Angostura —que por mucho tiempo fue el único bíter (su nombre en español) al alcance de cualquier bartender—, cáscara de naranja —o algún cítrico—, un poco de agua y whisky. Y aunque la receta original también se puede preparar con ginebra, el paso del tiempo y el gusto popular lo ha combertido en un trago automaticamente relacionado con el whisky.

A pesar de su simpleza, preparar un Old Fashioned perfecto es una prueba complicada para cualquier bartender, por eso recurrí a Emiliano Palomo Flores, uno de los mejores de la Ciudad de México, y decidimos aventurarnos.

Como toda buena aventura, ésta debe ser en el lugar ideal, por eso elegí este restaurante extraordinario que combina ricas opciones para carnívoros y veganos: CITO. Y fue buena idea, pues estuve muy consentida por mis anfitriones: Emiliano y el chef Alejandro Pérez y su socio Jesús Duarte.

La noche comenzó con un whisky infusionado con tocino, que sólo de pensar en él se me hace agua la boca. Y continuamos con nuestro experimento: probar el mismo coctel —Old Fashioned— preparado con con cuatro destilados de granos distintos. Este fue el resultado:

Old Fashioned – Rye
El Old Fashioned con Rye es de sabor complejo y con notas dulces bastante marcadas. Esta versión marida muy bien con la hamburguesa vegana de Cito, puedo decir sin mentir que la experiencia fue extraordinaria, resaltó los sabores herbales de la bebida y se fusionó con el sabor del barbecue de manera excelsa. ¡Mmm barbecue!

Old Fashioned – Bourbon
Las notas dulces del bourbon son muy presentes en esta bebida, pero con un sabor un poco más ligero. Es un coctel excelente para comerse acompañado de carne, la grasa hará que la cadencia del bourbon se acentúe, pero el balance con las notas de su barrica se irán sintiendo como capas en la boca con cada trago y bocado.

Old Fashioned – Johnnie Walker Black Label
Sus ligeras notas ahumadas hacen de este trago un compañero ideal para comer algún platillo con nueces, como la ensalada Ibiza. En efecto, este Johnnie Walker es un destilados con uno de los sabores más consistentes en la industria, y es tan bueno que también se puede disfrutar solo (como lo haría un purista). Yo correría por esta opción cualquier día entre semana; te aseguro que es un gran plan de after work.

Old Fashioned – Glen Grant Single Malt
Es una belleza liquida nacida originaria de Speyside —nombre con el que se conoce a los whiskies producidos en la región de Strathspey, en Escocia— solo, en las rocas, con agua o en un Old Fashioned, sus notas de ligero ahumado, la dulzura de la vainilla, sus notas a tabaco y el balance que tiene en boca, hacen que este single malt sea uno de los favoritos del momento. El maridaje aquí no es conflicto; combínalo con lo que más se antoje de Cito, como su fresco Aguachile de rib eye.

De verdad espero que su próximo trago sea un Old Fashioned, no solo porque siempre es bueno hacerle honor a un clásico, si no porque ahora tienen la oportunidad de mejorarlo tan solo eligiendo su destilado favorito.