Maridaje whiskero: nueces y frutos secos

El frío no va parar —por lo menos en el hemisferio norte— hasta principios de marzo. Más allá de lo delicioso que son tus calcetines acolchonados y tus sábanas de franela, o de lo bien que te ves en abrigo, es una época en la decidimos ponernos en forma, después de los atracones navideños. Sabemos que tienes por ahí frutos secos y que haz decidido incluirlos en la dieta, por su alto contenido energético, pero tenemos una noticia más alegre: es la botana perfecta para una noche de whisky.

El equipo de Whisky Makers y nuestro colaborador, Héctor Srna (sí, sin la “e”), nos sacrificamos por el bien común y probamos varios destilados de granos para saber con qué combinan mejor, y éstas fueron nuestras deliciosas conclusiones.

Antes de comenzar, es importante tomar en cuenta que hay dos tipos de maridaje:

  1. Por pareo: alimentos que realzan las notas ya presentes.
  2. Contraste: alimentos que ayudan a contrarrestar los elementos ya existentes en un destilado.

En esta ocasión, solo hicimos meridaje por pareo. Y comenzamos por el bourbon hasta llegar a Escocia.

BULLEIT BOURBON

Tiene una nota bastante lactica, el sabor es más tenue, pero tiene una predominancia alcohólica, algo similar a lo que llamarían carácter.

Maridaje: Almendras.

BUCHANANS MASTER

Tiene una cebada de alta calidad y una cebada de segunda calidad que se muele y remoja directamente, eso desprende más almidones y logra que tenga un carácter húmedo.Según Héctor, “sabe un poco a manzana o pera”.

Maridaje: Pasa de uva verde.

GREEN LABEL

Este Johnnie Walker sabe como si se unieran las cuatro regiones escocesas en una sola malta o, también podría llamársele, en una quinta región. Tiene mucho menos predominancia alcohólica que nuestra elección anterior. A grandes rasgos es caneloso, sabe a madera pero especiado, es achocolatado y húmedo.

Para Bruno, nuestro creativo, el Green Label es su “walker ultra favorito”.

Maridaje: Nuez pecana.

THE SINGLETON

Es un whisky “single malt” muy balanceado, rico en sabores —cereales, frutos rojos, frutas de huerto— y suave al pasarlo. Es como un abrazo, y según sus productores, podrías beberlo acompañado hasta de una tarta tatin. Nosotros optamos por algo menos elaborado.

Maridaje: Chabacanos.

CAOL ILA

Picante y dulce a la vez, este whisky elaborado en la isla escocesa Islay nos dejó un gran sabor de boca. Es ideal para una noche especial y no vas a batallar para maridarlo.

Maridaje: Higos.

Somos sinceros: dejamos lo mejor para el final. Ahora es tu turno, intenta estas combinaciones u otras. Y por favor no abandones ese frasco lleno de nueces y frutos secos hasta la siguiente navidad, mejor abre una botella de whisky y comienza a experimentar.