FNTXY, desde Tijuana cambiando el ritmo de México

Por Adrián Román

El ejército de un solo hombre, así le apodan a FNTXY, que en realidad es parte de un montón de soldados comprometidos con la causa del rap. La botella de Buchanan’s está inspirada en las cantimploras de los soldados, en honor a la buena onda del acto de compartir, y es una constante en los videos de este cantante originario de Tijuana.

Foto cortesía Buchanan’s México.

FNTXY es un rapero afianzado a la par de su sello disquero, liderado por Alex Malverde: Homegrown, representante también de Dee, Yoga Fire, Muelas de Gallo, Simpson Ahuevo o Álvaro Díaz —que nos sorprendió en su presentación en el Festival Nrmal pasado—, y es la dueña de esta nueva ola musical en todo el país. Ok, si no es la dueña, va a la cabeza, con bastante distancia de las demás y ha sido la pólvora para prender a este crew.

La estética de FNTXY —con camisas estampadas de cadenas, que recuerda a Versace de los 90, o gorras de equipos de béisbol— revive el espíritu de la frontera entre México y Estados Unidos. Una región, estigmatizada por la violencia, con un carácter rico, único y muy fuerte, resultado de la fusión cultural, que toca muchos aspectos desde el lenguaje, la comida, la economía, la migración, la política, la moda y, por supuesto, la música. El “muro” también hace brotar lo mejor de ambos lados, que salta de un lado y del otro constantemente.

FNTXY ha llegado lejos con su mezcla de autotune con bachata y trap, sin olvidar sus orígenes rodeado de la plebe, mientras oye los acordes de un grupo norteño vestido con tejana y botas.

Tuve el privilegio de un día verlo clavado en su compu componiendo, mientras a su alrededor había barullo, voces, chelas y gritos. Nada lo distrae de su tarea. El mayor acto de generosidad del artista es la honestidad. La entrega sin tapujos a hacer lo que se te da tu gana.

Foto cortesía Buchanan’s México.

“Y ahora estoy justo donde dijiste que yo nunca llegaría”, reza en su rola Quítate. FNTXY ha peleado desde hace años por cumplir un sueño. Su más reciente disco, El rey de corazones rotos, es un conjunto de una serie de himnos en favor del empoderamiento y la autoestima.

Un manojo de canciones, por momentos, sirven para ir en contra de los que no creen en nosotros, aunque se trate de nosotros mismos. En él, colabora con Yoga Fire, Cozy Cus y Alemán MC, para sonar por todos lados, para ir dejando sus letras y su pegajoso ritmo de Tijuana —y al norte por California— a la Ciudad de México.

Sin duda, FNTXY es un músico talentoso. Dentro de algunos años tendrá una madurez tal, que nos hará disfrutar de grandes momentos con buen trap. FNTXY es un buen destilado añejándose.

Agradecemos el apoyo de Noisey para hacer esta nota.