Más que una historia sobre los excesos, la mitología del rock n’roll está repleta de narraciones en las que sus protagonistas buscan los grandes placeres de la vida y los llevan al extremo, por lo que nos dan canciones en las que ese sufrimiento los inspira a hacer arte. Los rockstars viven todas las fantasías adultas que se nos pueden ocurrir y de ahí nos dan himnos para cuando sintamos que no todo está bien en el mundo.

El alcohol es uno de esos placeres prohibidos que corre por las venas del género más grande de la segunda mitad del siglo XX y en particular, el whisky ha tenido una presencia bastante amplia en los rockstars más grandes. Ha estado tras bambalinas en los conciertos de Led Zeppelin y Guns N’ Roses, de la psicodelia en los 60 y el grunge en los 90, y cada uno de los años más grandes y bajos que ha vivido la música.

Sin embargo, hay menos canciones en el rock acerca del whisky que, digamos, el sexo y las drogas. En comparación al country, blues y jazz, es sorprendente la poca cantidad de artistas que le han dedicado algunas líneas a la bebida. Encontramos en esta lista a muchos artistas de diferentes generaciones, latitudes y sonidos que han aportado una canción al repertorio del whisky. Aquí una muestra de las mejores canciones dedicadas a nuestra bebida preferida.

Southern rock

Como ya se ha mencionado, el country tiene más canciones acerca del whisky que el rock. De hecho, es posible que sea el género con más canciones acerca de esta bebida. Por lo que no sorprende que el apartado del rock con más canciones también tenga que ver con el country. El Southern rock nació de la fusión de ambos sonidos a principios de los años 70 y, desde entonces, ha gozado de un gran público tanto en Estados Unidos como en muchas otras partes del mundo. Uno de los grupos más icónicos de este movimiento es sin duda Lynyrd Skynyrd y por supuesto que tienen su propia canción sobre el destilado, llamada “Whiskey Rock-A-Roller”. Otras bandas que son parte de este subgénero con canciones sobre la bebida son ZZ Top (“Whiskey’n Mama”), Molly Hatchet (“Whiskey Man”) y Drive-By Truckers (“Women Without Whiskey”).

Escocia e Irlanda

La presencia del whisky en estos países es fundamental, por lo que es obvio que varios artistas provenientes de estos países tengan canciones dedicadas al destilado. Sobre todo en la década de los 60 hubo un despunte en reinterpretar canciones ancestrales acerca del whisky o escribir nuevas versiones, como lo escuchamos en ejemplos como John Martyn con “He Got All The Whiskey”, Van Morrison con “Moonshine Whiskey”, y años después, The Pogues con “Streams Of Whiskey”.