Conocer el Proof de tu whisky te puede salvar de una decepción

Proof es un término con el que se mide la cantidad de alcohol en los destilados. Además del ABV (alcohol por volumen, por sus siglas en inglés) que viene siempre en las botellas, podemos encontrar también esta medición que de primera mano parece una medida arbitraria. Se originó en el siglo XVI para evitar que los compradores de grandes cantidades de whisky fueran estafados con destilados diluidos en agua y también para poder regular la tasa de impuestos aplicable al destilado en los distintos puntos donde se comercializaba.

Cortesía Jason ScotchReview

Existen varias formas de medir la cantidad de alcohol en las botella y es por eso que el proof puede parecer una medida arbitraria. Anteriormente en el Reino Unido, si la botella decía 100% proof quería decir que el porcentaje de alcohol era del 57% aproximadamente. Hoy ya solo usan la medida estándar del ABV. En Estados Unidos el 100% proof en la botella quiere decir que el porcentaje de alcohol es de 50%, exactamente el doble.

Cortesía NineBandedWhiskey

El proof es un valor que asegura un contenido alcohólico mínimo en cada botella de whisky. Hay más de una manera de medirlo y expresarlo, sí, pero todas son herramientas para garantizar la calidad de los destilados de todo el mundo. La próxima vez que compres una botella, el proof y el ABV son una buena pista de qué tan fuerte es el líquido.