Al igual que las destiladores que se encargan de hacer nuestra bebida alcohólica favorita, cada artista tiene lanzamientos que trabaja hasta que están listos para que los amantes de su arte lo consuman. Aunque el proceso es inverso (los discos

El dandismo parecería una condición natural de los bebedores de whisky, así como la música. Pensémoslo así: el pintor deja su rastro en una tela y puede evitar por completo las reacciones de todos aquellos que le inspiran, sus musas principales: